SIN TITULO Clara, sabía de sobra que a Federico no le gustaban los actos sociales,y por eso procuraba llevarle a los mínimos posibles,pese que para ella--tratante de arte--,este fuese su modo de vida. En esta ocasión Clara llevaba un sencillo vestido que resaltaba su figura y Federico un elegante traje de chaqueta que le habían regalado poco tiempo atrás, sus hijos Marta y Sergio para su 35 cumpleaños. La habitación estaba llena de gente distribuida en pequeños grupos que charlaban cansinamente,mientras servían el contenido de sus vasos.Clara estaba cansada, no había dormido en toda la noche y le resultaba agotador tener que estar allí dentro.Por primera vez emprendía la sensacion de ahogo que tantas veces le había descrito Federico .Le resulto irónico comprender le después de diez años de covivencia, pero se dijo que mas valía tarde que nunca.Buscó a Federico con la mirada, pero tres personas a las que ella apenas conocía estaban junto a el.Salió al jardín y se puso a llorar en silencio.Algunos de los presentes la vieron irse,pero creyeron que era mejor dejarla sola un momento, al fin y al cabo era normal que llorara en el funeral de su marido. Carolina Pino Zanza es la escritora de este original y excelente relato corto. La fuente de esta publicacion es de : La revista Magazine Atento España.2001. SIN TITULO Hacía mucho calor y Elena llevaba mas de cuatro horas conduciendo. el trafico era tan intenso que no le permitían alcanzar la velocidad suficiente para que el aire entrara por las ventanillas.De tubo el coche en el arcén para consultar el mapa y buscó una ruta alternativa que le permitiera alejarse de la carretera principal.Conforme se desviaba la intensidad de vehículos disminuía.La velocidad le alivió un poco, aunque seguía sintiéndose pegajosa y sucia por el calor que había pasado.Entre la maleza vio una vieja señal que indicaba el camino hacia un estanque y pensó que no seria mala idea refrescarse un poco antes de seguir camino.Al llegar al estanque no vio a nadie y sólo encontró unos coches en muy mal estado,algunos de ellos bastante antiguos.Aquello era precioso y todo invitaba al baño.Se metió desnuda en el agua y pensó que podía quedarse allí para siempre.Algunos pececillos de colores se acercaron a ella y le acariciaron los brazos y piernas , incluso parecía que la empujaban hacia la orilla. De pronto notó que su respiración era cada vez mas dificultosa.Una extraña sensacion le recorrió todo el cuerpo, e intentó bucear hasta la orilla... ...una joven pareja se zambulló en el lago .Vieron a Elena que, junto con sus otros compañeros, intentaba convencerles de que salieran pronto de allí,pero ellos estaban felices jugando con los peces de colores que se les acababan de acercar. Carolina Pino Zanza es la autora de este fantástico y creativo relato corto, que es capaz de tansportarnos a un mundo sin limites para nuestra imaginación. Me llamo Samantha, tengo 22 años, soy morena, alta y delgada. A pesar de haber ganado numerosos certámenes de belleza, soy muy tradicional, creo en el matrimonio y deseo formar una familia. Conocí a Ernesto, gracias a la pagina de anuncios clasificados de un diario, sin duda había encontrado al hombre de mi vida, hasta que la muerte nos separase. Poseía todas las cualidades que yo buscaba en un hombre: era culto, educado, sensible, generoso, me sentía segura a su lado. Ernesto, tenía 93 años, pero su edad nunca supuso ningún obstáculo en nuestra relación. En todo momento fui consciente de que padecía numerosas enfermedades: era hipertenso, diabético y tenía el colesterol por las nubes. Por fin llego el día de nuestra boda, un caluroso 23 de agosto. Entré en la iglesia con un precioso vestido blanco. En el momento del sí quiero, mi Ernesto balbuceaba, pero yo lo dije alto y claro. Tuve una maravillosa luna de miel, fui muy amorosa con mi maridito. Era tal la euforia de mi Ernesto, que se comportaba como un joven desbocado, comía y bebía a su antojo, desoyendo mis consejos. Le decía: "no te pongas sal en la comida...no comas grasas...no tomes tantos dulces..." Pero, qué podía hacer yo, no me hacía caso; incluso un día antes de su infarto le dije…"Cielito si tú me faltas que va ser de mí". Mi pobre Ernesto, me dejó, falleció y ( como era de esperar) fuí la única beneficiaria de su testamento .He heredado una gran fortuna. Recuerdo cuando de niña me preguntaban ¿"Que quieres ser de mayor"? siempre contestaba lo mismo ¡"Quiero ser viuda y rica"! Lucilaisi. http://www.tablondeanuncios.com/ con el siguiente texto "Concurso de relatos sobre anuncios clasificados de tablondeanuncios.com"
Bookmark and Share
Hace muchos años siendo yo muy niña, mi abuela siempre me decía : " jamas reniegues de lo que eres, no eres como los demás y cuando seas mayor lo entenderás".
Tenia toda la razón del mundo, no entendía nada, yo solo quería jugar con mis amigas y me enfadaba mucho todos los domingos por la tarde cuando me tenia que quedar en casa .Mi abuela se reunía con un grupo de amigas a contar viejas historias ,como si de un ritual se tratase, encendía el viejo brasero, preparaba la merienda y siempre dejaba el mismo libro sobre la mesa.
No paso mucho tiempo cuando comencé a darme cuenta, que no era como las demás niñas.
Una noche de madrugada tuve una pesadilla ( eso creía yo ) vi a mi amiga Anita, como se ahogaba y moría.
Me desperté llorando, corrí al cuarto de mi abuela .No entendía el porque en vez de consolarme toda su obsesión era hacerme jurar que no se lo iba a contar a nadie mas. Fui al colegio como todos los días, esperaba ansiosa ver a mi querida amiga , no acudió al colegio.
En el pueblo no se hablaba de otra cosa, un fatídico accidente se había llevado la vida de la pobre niña, la habían encontrado ahogada en un pozo cercano a su casa.
Hoy soy yo la abuela y la que me reuno con mis amigas de mi misma condición.Ahora solo me queda esperar que nazca mi futura nieta, para estar a su lado como lo hizo mi abuela conmigo.
Por cierto si alguien quien quiere contactar con nosotras,lo puede hacer en el diario de su localidad en la sección de anuncios clasificados.
Lucilaisi.
http://www.tablondeanuncios.com/ con el siguiente texto "Concurso de relatos sobre anuncios clasificados de tablondeanuncios.com"
 Compartir